Hachoir-metadata

Hachoir-metadata es una aplicación que permite extraer los metadatos de archivos de video, audio y de imagen. También de algunos otros tipos de archivo, como los .torrent, los .exe y algunos comprimidos (aunque no de los .rar).

Ofrece tres formas de visualizar los metadatos:

Modo texto (en terminal):

  hachoir-metadata

Modo gráfico (gtk):

  hachoir-metadata-gtk

Modo gráfico (qt):

  hachoir-metadata-qtejemlos de hachoir-metadata

Esta aplicación se puede encontrar en los repositorios de Debian, con el nombre de python-hachoir-metadata.

dmesg

dmesg es un comando que, al ser ejecutado, nos muestra en el terminal una lista con los mensajes del kernelEl kernel es el núcleo del sistema operativo. Es la primera parte del sistema operativo que se carga en memoria cuando el ordenador arranca, y controla prácticamente todo en el sistema. Los numerosos mensajes generados por el kernel que aparecen en la pantalla cuando el ordenador arranca muestran los dispositivos de hardware que el kernel detecta e indica si es capaz de configurarlos. dmesg incluye los mensajes que aparecen durante el arranque del ordenador más otros que se van generando durante su funcionamiento. Cuando algo no funciona correctamente en nuestro sistema la información ofrecida por dmesg puede ser clave para solucionar el problema.

La forma más simple de usar dmesg es escribir:

dmesg

Pero la cantidad de mensajes generada puede resultarnos excesiva. Existen varias formas de filtrar la información.

Podemos usar dos opciones de dmesg llamadas facility y level. Vamos a verlo con un ejemplo: Queremos que aparezcan solamente los mensajes de error y de advertencia (warning). Para ello usaremos la opción level. Escribiremos:

dmesg --level=err,warn

o bien:

dmesg -l err,warn

Para saber que a que información podemos acceder con facility y level podemos consultar la ayuda de dmesg con la opción help:

dmesg --help

Otra forma de filtrar los mensajes es usando el comando grep. Por ejemplo, queremos obtener solamente los mensajes relativos a dispositivos usb. Escribiremos:

dmesg | grep -i usb

Lo  que hará está línea será, primero ejecutar dmesg,  luego pasará el resultado al comando grep, que buscará todos los mensajes en los que aparezca usb y los mostrará en la pantalla.

También puede resultanos interesante acceder solamente a los últimos mensajes generados. Para ello escribiremos:

dmesg | tail

Finalmente si queremos obtener un archivo de texto con la información generada por dmesg podemos escribir:

dmesg > mensajes_del_kernel

Debian experimental

Cuando se habla de las diferentes ramas de Debian siempre se mencionan tres: stable, testing, unstable. Pero no son las únicas. Existe también la conocida como rama experimental. Ahí es donde se meten los paquetes nuevos, antes de pasarlos a unstable. Es por lo tanto una rama muy inestable, pero que ofrece el software más actualizado que se puede encontrar en Debian. Evidentemente no es muy recomendable utilizarla como base de nuestro sistema. Pero si nos puede servir instalar o actualizar determindados programas que tenemos prisa por probar o que tardan en llegar a las otras ramas de Debian.

Como ya mencione en otra entrada se pueden mezclar paquetes de distintas ramas de Debian. Es lo que se conoce como apt-pinning. Como no voy a repetir lo que ya escribí en aquella entrada haced click en el siguiente enlace: Apt-pinning: Mezclar diferentes ramas de Debian y leedlo antes de continuar. Aplicando lo ahí explicado a experimental, tenéis que añadir un mirror de experimental a sources.list y crear, si no lo habéis hecho antes, los archivos preferences y apt.conf (añadiendo experimental a preferences). Estos dos archivos son muy importantes. Mezclar las ramas de Debian es siempre un asunto delicado. Y estos archivos son la clave para evitar malas experencias. Así que prestad mucha ateción a lo que ponéis en ellos.  Una vez hecho todo esto ya podéis empezar a utilizar la rama experimental.

 Vamos a ver un ejemplo de cuando y como puede ser interesante el uso de experimental:

Yo uso la rama testing de Debian, pensando en tener un software medianamente actualizado. Sin embargo desde hace ya algún tiempo había observado que iceweasel permanecía en su versión 10, mientras Mozilla iba anunciando sus nuevas versiones de firefox, sin que ninguno de sus equivalentes de iceweasel llegará nunca a testing. Observé que tampoco estaban en sid, la rama unstable de Debian. Sin embargo si se encontraba en la rama experimental. Así que decidí utilizar apt-pinning. Primero seguí todos los pasos necesarios para incluir experimental en el apt-pinning. Después, como precaución, hice una copia de seguridad de los archivos de configuración de iceweasel (no tiene porque haber ningún problema, pero estamos hablando de la rama más inestable de Debian y toda precaución es poca). Luego abrí una consola de texto, me logueé como root y escribí:

apt-get install -t experimental iceweasel

Inicié iceweasel y ya tenía la última versión instalada.

Unir archivos usando el comando cat (y dividir con split)

Puede que alguna vez al bajar algún archivo de Internet os hayáis encontrado con que éste está dividido en varias partes. Y que, para juntar esas partes, os indican que tenéis que instalar tal o cual programa, que naturalmente es solo para Windows.

Antes de que os pongáis a buscar algún programa equivalente os recomiendo que probéis a usar el comando cat. Se trata de un comando de bash que se utiliza para concatenar y mostrar archivos. A mí me ha funcionado y es muy fácil de usar.

Vamos a verlo con un ejemplo. Supongámos que tenemos un archivo dividido en varias partes: Ejemplo.avi001, Ejemplo.avi002, Ejemplo.avi003. Abrimos una terminal en el lugar en el que se encuentran los archivos divididos y escribimos:

cat Ejemplo.avi* > Ejemplo.avi

El comando cat nos creará un nuevo archivo, llamado Ejemplo.avi, que será el resultado de la unión de todos esos archivos.

El símbolo * es un comodín. Indica al comando que busque todos los archivos que contengan Ejemplo.avi seguido de cualquier grupo de caracteres. En lugar de usar el comodín podríamos escribir el nombre de todos los archivos divididos, uno detrás de otro, y el resultado sería el mismo. Pero, claro, con el comodín es mucho más rápido.

=======(^_^)=======

Puede que algunos ahora os preguntéis ¿Y si queremos hacer el proceso inverso: dividir un archivo grande en otros más pequeños? Bien, pues para hacer eso usaremos otro comando: el comando split.

Veamoslo con un ejemplo. Tenemos un archivo llamado Ejemplo.avi que ocupa 500 Megas y queremos dividirlo en archivos más pequeños de un tamaño igual o infierior a 200 Megas. Abrimos la terminal en el lugar en el que se encuentra el archivo original y escribimos:

split -b 200M -d Ejemplo.avi Ejemplo.avi.cacho

Obtendremos varios archivos llamados Ejemplo.avi.cacho00, Ejemplo.avi.cacho01, Ejemplo.avi.cacho02. Los dos primeros ocuparan 200 Megas, el último 100 Megas.

La explicación: La opción -b se usa para indicar el tamaño de los archivos a obtener, la M después del número indica que el tamaño es en Megas. La opción -d se usa para que los sufijos sean numéricos en lugar de alfabéticos. El primer nombre que se escribe es el del archivo origen, el segundo es el que tendrán los archivos divididos. Naturalmente a los archivos divididos podemos ponerles el nombre que queramos. Si lo deseamos podemos ponerles el mismo nombre que el archivo original o incluso podemos no ponerles ningún nombre, aunque esto último no resultaría muy práctico (si queréis podéis probarlo y ver que ocurre).

Recordad que, en consola de texto, si el nombre de un archivo contiene espacios en blanco hay que escribirlo entre comillas.

Y, como siempre, si queréis más información usad el comando man.