KDE sin KDE

A Diferencia de otros sistemas operativos GNU/Linux nos ofrece la posibilidad de elegir entre distintos entornos de escritorio. Los más populares, como Gnome y KDE, han generado la aparición de un gran número de aplicaciones especialmente pensadas para ser utilizadas en ellos. Aunque esto tiene grandes ventajas, también puede dar lugar a algunos equívocos.

Hay quienes creen que las aplicaciones de Gnome son exclusivamente para Gnome y que las aplicaciones de KDE son exclusivamente para KDE. Incluso hay quienes llegan más lejos y piensan que las aplicaciones basadas en las bibliotecas Gtk son solo para Gnome, mientras que las basadas en Qt son solo para KDE. Si tenemos en cuenta que una de las quejas de los nuevos usarios que llegan a GNU/Linux es que para este sistema operativo hay muchas menos aplicaciones que para Windows, se comprederá en seguida lo nocivas que son este tipo de creencias; ya que hacen que sea el propio usuario quien disminuya, por ignorancia, el número de aplicaciones que puede instalar.

La realidad es que en nuestro sistema pueden convivir, sin ningún problema, aplicaciones pensadas para distintos entornos de escritorio; y, por supuesto, aplicaciones que hacen uso de diferentes bibliotecas gráficas. En esta entrada vamos a centrarnos en las aplicaciones para KDE y en su uso fuera de su entorno de escritorio. Vamos a dar algunos consejos sobre como optimizar su funcionamiento.

KDE

Localización

Para que los menús de las aplicaciones aparezcan en nuestro idioma tendremos que tener instalado el paquete correspondiente a las traducciones a nuestro idioma. Podemos encontralo fácilmente usando Synaptic, en la sección correspondiente a KDE. Para el español sería: kde-|10n-es

Aspecto gráfico

KDE hace uso de las bibliotecas gráficas Qt. Para poder cofigurarlas tenemos el programa Qt Settings. Sobre él hicimos ya una entrada, titulada Qt sin KDE, donde explicamos su funcionamiento. Por lo que es recomendable que la consultéis si queréis utilizarlo.

Otra opción es instalar la aplicación System Settings. Es el centro de control de KDE. Desde él podemos configurar, entre otras cosas, el aspecto gráfico de las aplicaciones de KDE, incluyendo los estilos de Qt y los iconos. La principal ventaja es que tenemos un mayor control sobre el aspecto visual de las aplicaciones. El inconveniente es que el programa nos ofrece otro tipo de opciones que, al no tener instalado KDE, no nos sirven para nada.

System Settings - Style

Elegir Tema en System Settings

Kdeinit

La primera vez que abramos, dentro de una sesión, una aplicación de KDE ésta cargará una serie de procesos, propios de KDE, antes de iniciarse. Estos procesos permanecerán activados después de cerrar la aplicación, por lo que las siguientes aplicaciones de KDE que abramos, al no necesitar cargarlos de nuevo, se iniciarán más rápido. Si usamos a diario aplicaciones KDE nos puede interesar que, para ahorrar tiempo, algunos de estos procesos se carguen automáticamente al iniciar la sesión. Para conseguirlo podemos añadir el comando kdeinit4 a lista de programas de inicio.

Ayuda

Para acceder a los manuales de ayuda, los que se abren desde los menús de ayuda de las aplicaciones, podemos instalar el programa khelpcenter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s